Venciendo la muerte

Autor: fernandoaliste 1 Comentario

La cápsula puede contener hasta cuatro cuerpos perfectamente conservados“El paseo había sido maravilloso. Las ganas de toda una vida se estaban cumpliendo al estar en Walt Disney Wold.

Luego de algunos días de recorrer los diferentes parques temáticos, al fin me encontraba frente al emblemático castillo de La Cenicienta. Pero la visita me guardaba una sorpresa.

Me habían dicho que casi al llegar a la puerta del castillo, había una estatua del ideólogo del “Mundo Mágico”, Walt Disney, tomando de la mano a Mickey, su más famosa creación. Pero para mi sorpresa, aquella estatua estaba viva, y abrazaba a cada uno de los visitantes del parque. Sí, tan sólo algunos días antes, y sin aviso a los medios, los encargados de los estudios esperaban sorprender a la gente y al mundo.

Walt Disney, el dibujante, creador e ideólogo de los estudios de cine y del parque que lleva su nombre, que había muerto el 15 de diciembre de 1966, hoy estaba vivo, tras haber sido resucitado, gracias a un extraordinario sistema conocido como Criónica.

Este relato que parece sacado de un cuento de ciencia ficción, claramente es parte de la imaginación. Primeramente porque Walter Elias Disney, nunca fue congelado como muchos piensan, es un mito popular, fue incinerado y sus restos se encuentran en el Forest Lawn Memorial Park Cementery de Los Ángeles, California.

Pero este mito, si bien no es parte de la historia de este famoso personaje, si lo es para otros, como el famoso jugador de béisbol Ted Williams, fallecido el año 2004 ¿Pero es el único?

Desde el inicio de la práctica de este sistema, en 1967, conocido erróneamente como Criogenia (conservación de tejidos y órganos), ya son más de 200 los cuerpos de personas, en el mundo sometidos a este procedimiento, que dejan en manos de especialistas “con una mezcla entre fe y ciencia”, su esperanza de seguir viviendo (El Mercurio, sábado 27 de agosto de 2011).

El avance de esta tecnología ha permitido que muchas instituciones, como es el caso de Alcor Life Extension Fundation, hayan diseñado complejos sistemas que mantienen en “suspensión”, cuerpos de personas que pagan esperando que algún día se encuentre la cura para el mal que los afectó, basándose en procesos de nanotecnología médica y científica madura, que les permita estar de regreso en el “mundo de los vivos”, como algunos dicen.

El complejo sistema parte con la instalación de una pulsera metálica en el “paciente”, que lleva escrito un número telefónico de notificación para contactar a la oficina central, quien envía un móvil de emergencia para atenderlo al momento del deceso (Ideal es que el equipo ya esté en lugar con anticipación).

En segundo lugar, previa certificación de la muerte, el cuerpo es sometido a una precongelación, manteniendo el corazón activo artificialmente, para evitar daño cerebral.

El cuerpo es trasladado hasta el depósito central, donde en un quirófano es sometido a la suspensión definitiva (sala de frío), inyectando un criopreservante, que remplaza el agua del cuerpo. Todo esto para evitar daños en células y órganos, durante la congelación.

Finalmente, y una vez que se llega paulatinamente a los 160° celcius bajo cero, el cuerpo es trasladado a una especie de termo de nitrógeno líquido (-196°), diseñado para la preservación de cuatro cuerpos (Ver Foto).

El valor. 200 mil dólares, por conservar un cuerpo indefinidamente.

Para todos aquellos que ponen su confianza en esta “maravilla científica”, y poder devolverles la vida, “la muerte es un concepto relativo y su reversión depende de la tecnología”.

El pilar fundamental de la criónica, “es que la memoria, la personalidad y la identidad se encuentran almacenadas en la estructura y la química cerebrales”, dicen sus precursores, por eso la importancia de que no sufra daño durante el proceso de criopreservación, pues el objetivo es traerlo a la vida con la memoria y conciencia original (http://es.m.wikipedia.org/wiki/Cri%C3%B3nica ).

Para Ralph Merkle, director de Alcor y futuro crionizado, “La muerte real sólo tiene lugar cuando la estructura celular y química de la vida se vuelve tan desorganizada que sus operaciones normales no pueden ser restituidas, y eso depende de la tecnología de cada época”.

Para este caso, Merkle  pone de ejemplo el “paro cardiaco”. Explica que hace cien años, era irreversible, y hoy se sabe que sólo 4 o 6 minutos después de detenido el corazón, resucitar el cerebro es muy difícil (muerte cerebral).

El doctor Merkle indica que desde los 30 años que le preocupa el asunto de la muerte y una de las cosas que más quiere es “vencerla”.

Es profundamente complejo para un cristiano poder aterrizar este tema, por lo menos para aquel que no tiene claro para dónde vamos una vez que estamos muertos.

Por una parte no existe duda alguna que el norte está absolutamente perdido, por otro, sigue dejando a la ciencia como única esperanza para un asunto que, en términos sencillos, resulta muy fácil de entender y aceptar si se parte de la base que la muerte ya ha sido vencida, y no por nosotros, pero si para nosotros, como se indica en el siguiente pasaje bíblico:

“Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (Romanos 8:2).

¿Podría acaso el doctor Merkle llegar a entender este concepto, si esgrime que por voluntad personal, desde los 30 años que su deseo es vencer la muerte?

El efecto del pecado es la muerte, algo que Adán y Eva, en su desconocimiento de tal estado, jamás lograron dimensionar. Sus vidas se alargaron, y no murieron inmediatamente, pero sus cuerpos comenzaron a deteriorarse, eran “muertos en vida”, que habiendo tenido la perfección en sus manos se vieron degradados y condenados a morir. Cuerpos corruptos sin destino aparente.

“Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.

¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?

Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley.

Mas gracia sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1 Corintios 15:54-57).

Aparentemente perdidos, pero rescatados de la muerte por nuestro Señor Jesucristo, como dice el apóstol Pablo.

“pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por el evangelio…”  (2 Timoteo 1:10).

El año 1773, uno de los padres de la independencia de los Estados Unidos, intelectual, inventor y masón, Benjamin Franklin, insinuaba en una de sus cartas: “podría ser posible conservar la vida humana en estado suspendido durante siglos”. Esa aspiración no dista mucho del deseo de quienes poniendo sus esperanzas en la ciencia y en los hombres, pretende doblarle la mano a la muerte, efecto del pecado que entró al mundo producto del mal.

La respuesta para Franklin y cada unos de los científicos precursores y también famosos que sustentan su esperanza en la criopreservación, como Paris Hilton; Britney Spears; Larry King; Muhammad Ali; entre otros que ya han optado por este sistema, tienen su  sentencia en el libro que sella las escrituras sagradas.

“y el que vivo, y estuve muerto (Jesucristo); mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades” (Apocalipsis 1:18).

Relatos de la imaginación como el expuesto al inicio, jamás los veremos hechos realidad. Por lo menos no de esa forma.

El plan divino para la restauración de los seres humanos, está establecido desde la caída de la primera criatura. Veremos a quienes han ido al descanso, esa es una realidad, pero a quienes han puesto su esperanza y confianza en quien enfrentando la muerte, la venció, tomando la vida de sí mismo, regalándola a nosotros.

Categorías: Artículos, Destacado

Una Respuesta so far.

  1. Cristián Balbontín O'Ryan dice:

    Muy buen tema y bien expuesto.

    Les dejo otro tema interesante, “¿Es lícito CREMAR un cuerpo después de Muerto?”, para debatir Fernando en Sociedad de Jóvenes


Artículos

Amar, cargar y segui

Jesús dijo: “Si alguno viene en pos de mí y ...

Pequeñas cosas con

¿Te has puesto a pensar en lo inmenso que es ...

Andar y permanecer

A la luz de la Biblia el verdadero cristianismo es ...

Un zapato a la medid

Cuando se busca un zapato, normalmente se mira la apariencia. ...

Yo conozco tus obras

Laodicea  es una ciudad del antiguo Imperio Seléucida, establecida entre ...

Rimons twitter widget by Rimon Habib