Todo es renovado

Autor: rodrigocaballero 2 Comentarios

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5:17).

Es probable que hayas escuchado alguna vez el concepto de bautismo. Las personas que se bautizan demuestran públicamente su decisión por Cristo. Bíblicamente el bautismo significa dejar atrás una antigua vida y comenzar un nuevo caminar junto a Cristo. “Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.” (Romanos 6:4). No obstante, esta vida nueva sigue siendo humana. Nos cansamos, caemos en la rutina, muchas veces olvidamos nuestras decisiones espirituales y nos separamos de Dios. No basta con un bautismo, la renovación de un hijo de Dios debe ser desarrollada constantemente.

David, el segundo rey de Israel, desde joven se había entregado en las manos de Dios. En el libro 1ra de Samuel, podemos encontrar diversos relatos en que la confianza y seguridad de David estaban completamente entregadas a Dios. Desde su labor como cuidador de ovejas, su lucha contra Goliat y sus numerosas batallas antes y después de ser rey. Sin embargo, aunque tenía esta entrega total hubo ocasiones en que se apartó de Dios. Al igual que todos nosotros, tuvo la necesidad de escribir lo siguiente: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.” (Salmo 51:10),

Puede que personalmente nos consideremos “cristianos”. Pero el verdadero sentido de esto no es tener tan solo un título de “cristiano”, haber ido a la iglesia hace un tiempo o haber tomado una decisión por cristo hace algunos años. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es”, debemos vivir una transformación permanentemente, día a día. Teniendo la certeza que “las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”.

Te invito a orar en este momento “Gracias Señor por permitirme renovar mi vida en este día. Perdóname mis faltas y ayúdame a seguirte sin caer. Renuévame y permite en mi vida todas las cosas sean hechas nuevas por la gracia de Cristo”.

Categorías: Artículos, Destacado

2 Respuestas so far.

  1. Soleily dice:

    Muy bueno! Cuando Cristo impacta en tu vida, no se puede ser indiferente a ello! :)

  2. Anto :3 dice:

    ¡Cuán importante se vuelve depender de Dios cada día!. Al abrir los ojos, lo primero que debiéramos decir es “gracias señor y renuévame” :)


Artículos

¡Esfuérzate!

Esfuerzo, palabra potente, palabra que demanda acción. Josué 1:9 "Mira que ...

La mayor necesidad d

"En la época colonial, la producción de sal en la ...

Un zapato a la medid

Cuando se busca un zapato, normalmente se mira la apariencia. ...

Luz para el camino

Como seres humanos, tenemos la capacidad de planificación incorporada en ...

La bondad del mundo

“El Tomate” camina por las calles trabajando esforzadamente. Mientas en ...

Rimons twitter widget by Rimon Habib