¿Cual es el secreto de mantener una comunión viva con nuestro Dios?

¿Que debo hacer para orar más?

¿Como hago para que me dan ganas de abrir y escudriñar las escrituras?

¿Que es lo que me hace, postrarme de rodillas y buscar el arrepentimiento?

 

Son muchas preguntas, que gran parte de la gente se hace, e incluso nosotros como cristianos que “conociendo a Dios” también las hemos hecho en algún momento de nuestra vida.

La respuesta es mas sencilla de lo que pensamos, y para beneficio nuestro y gracias al amor de Dios para con nosotros, El la ha revelado a través de su escritura. Y hoy vamos a conocer el secreto, que de secreto no tiene nada.

Primero, debemos reconocer nuestra condición actual,  nosotros no poseemos ningún mérito especial, somos simples pecadores.  Déjame contarte que, por nuestros medios, jamás buscaremos a Dios, por mucho que yo desee estudiar la palabra, orar, hacer buenas obras, nuestra naturaleza de pecado es mas fuerte, somos orgullosos, y tantas veces egoístas; siempre va a ser mas “entretenido” ver un programa de TV que leer la Biblia, escuchar la música del mundo que cantar himnos, hacer cualquier otra cosa que desvíe nuestros ojos de lo eterno.

 

Pero, que, ¿Entonces estamos perdidos?. Claro que no! Eso es lo mas maravilloso de todo!

Dios en su inmenso amor dio el regalo mas valioso a  toda la humanidad, nos dio a Jesús, quien murió y resucitó por nosotros, El cargó nuestras culpas y todos nuestros pecados. Por lo tanto si hoy, somos aceptos delante del Padre no es por nuestros méritos, ni porque tengas mucha disciplina, ni porque poseas un carácter perfecto, al contrario El nos acepta porque Cristo Jesús interviene por nosotros! (1 Juan 4:9)

Todo proviene de El,  “porque Dios es el que produce en vosotros así el querer como el hacer, por su buena voluntad” Filipenses 2:13

Jesús nos dio al Consolador, El Espíritu de Verdad, que nos convence de pecado y nos hace humillarnos a los pies de Jesús. El sabía que en esta vida solos no podíamos estar, y nos otorgó al Espíritu Santo para acercarnos mas a El.

“Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, os dará otro Consolador, para que este con vosotros para SIEMPRE….Mas el consolador, el Espíritu Santo a quien el Padre enviará en  mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo yo os he dicho…No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.”

San Juan 14: 16,26,27.

El Espíritu Santo está con nosotros hoy, El es quien nos enseña todas las cosas.

Si deseo arrepentirme de mis faltas, orar mas, abrir mas la Biblia, y anhelo tener una comunión viva con nuestro Jesús!, debemos pedir a través de la oración el bautismo diario del Espíritu Santo, que nos fortalezca, porque es poder de Dios, nos fue dado y prometido, debemos hacer nuestra aquella promesa.

¿Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más  vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? Lucas 11:13

“La promesa del Espíritu Santo no se limita a ninguna edad ni raza. Cristo declaró que la influencia divina de su Espíritu estaría con sus seguidores hasta el fin. Desde el día de Pentecostés hasta ahora, el Consolador ha sido enviado a todos los que se han entregado plenamente al Señor y a su servicio. A todo el que ha aceptado a Cristo como Salvador personal, el Espíritu Santo ha venido como consejero, santificador, guía y testigo” Los Hechos de los apóstoles, 40.3

La promesa del Espíritu Santo, es para nosotros hoy. Te invito a someter tu vida a Dios y pedir diariamente el bautismo del Espíritu Santo, no te imaginas como vas a cambiar, las lágrimas quizás no desaparezcan, pero ahora las secará Jesús, los problemas lo verás de manera distinta porque ya no peleas tú, tus relaciones con tus amigos, pareja, familia, todo va a cambiar, vas a ser transformado y hecho de nuevo.

No te vas a dar ni cuenta, y vas a estar orando, te vas a sorprender de tus deseos de estudiar la Biblia, y de como Dios comienza actuar, cuando dejamos que el Espíritu Santo gobierne nuestra vida y le otorgue el lugar que solo Dios puede ocupar. En ese momento vas a entender que la felicidad no se fundamenta, en el amor de la familia, en el amor a una mujer o de un hombre, de un esposa/esposo, de los hijos, porque cuando no hay nada ni nadie, es solo Dios quien te sostiene.

El Espíritu Santo te hará comprender que vas a ser pleno y feliz realmente, cuando comiences a confiar en aquel que te creó y que conoce tu vida y sus planes perfectos para ti. Por consecuencia, vas a conocer ese amor infinito de Dios, y vas a amar a todos a quienes te rodean, incluso a los que te hacen daño y te causan dolor, porque cada vida es preciosa delante del Salvador. Serás un Cristiano contagioso, amante de su palabra, no solo porque la lees, sino porque la vives con pasión y entrega. Todas las cosas que eran atrayentes y que te apartaban de Dios, el Espíritu Santo, las quitará de tu vida sin darte cuenta, porque el trabajo que hace es tan perfecto, que poco a poco tu alma y mente cambiará de gustos, y lo entretenido antes para ti, ahora tomo otro color, porque disfrutas tanto de la compañía de Jesús que no te vas a querer separar ningún instante. Cuando ores y leas la Biblia, el tiempo va a volar y será impresionante como el Consolador va ir dirigiendo tu estudio y llenando las necesidades de tu corazón.

Dice el Espíritu de Profecía que los discípulos en el tiempo de pentecostés oraban diariamente en procura de nuevas provisiones de gracia para poder elevarse más y más hacia la perfección. Bajo la obra del Espíritu Santo, aun los más débiles, ejerciendo fe en Dios, aprendían a desarrollar las facultades que les habían sido confiadas y llegaron a ser santificados, refinados y ennoblecidos. Mientras se sometían con humildad a la influencia modeladora del Espíritu Santo, recibían de la plenitud de la Deidad y eran amoldados a la semejanza divina. – {HAp 40.4}

El transcurso del tiempo no ha cambiado en nada. El Espíritu Santo está ahí dispuesto a intervenir y actuar en tu mente y corazón si das un Si como respuesta. Este es el medio de donde obtenemos poder del cielo en abundancia. Este es el secreto revelado por Dios para nosotros.

La sierva de Dios nos dice: ¿por qué no tener más hambre y sed del don del Espíritu? ¿Por qué no hablamos de él, oramos por él y predicamos respecto a él? El Señor está más dispuesto a dar el Espíritu Santo a los que le sirven, que los padres a dar buenas dádivas a sus hijos.– {HAp 41.2}

Te invito a que nuestra oración diaria sea que el Espíritu Santo nos bautice con su poder, y te maravillarás de cada cosa que verás, tus ojos ciegos y miopes, serán descubiertos a la verdad, al camino de vida eterna y Salvación, tus ojos ahora solo mirarán a Jesús, y las otras personas podrán ver en ti ese brillo especial en tu mirada que solo produce cuando empiezas a comprender un poquito del inmenso amor de Dios, y como Cristo reina en tu vida, te convertirás en un testimonio vivo para el mundo.

Categorías: Sin categoría

Una Respuesta so far.

  1. Zulema dice:

    ¡Maravilloso!


Artículos

¿Por qué adoras?

¿Que te motiva a alabar a alguien?, ¿que razón te ...

Sacrificio por Amor

La Biblia nos recuerda a través de una numerosa cantidad ...

Visión de Isaías

Isaías es un profeta bien conocido en la Biblia, comenzó ...

Concierto Semana San

Te invitamos a participar en un hermoso concierto acústico cristiano ...

Nuestro único Pan d

Cuánto desánimo y sufrimiento vemos en el mundo que nos ...

Rimons twitter widget by Rimon Habib