Andar y permanecer

Autor: rodrigocaballero 3 Comentarios

A la luz de la Biblia el verdadero cristianismo es llevar la vida de Jesús en nosotros de manera que todo lo que hagamos se deba a su presencia en nosotros. Todo tiene valor a partir de la relación personal que llevamos con Jesucristo. En caso de no basarse en esa relación personal, todas las buenas obras, caridad, solidaridad y ayuda son buenos esfuerzos humanos; pero no cristianismo. Probablemente conocemos una gran cantidad de personas buenas; pero ser una persona buena no significa ser un discípulo de Jesús. El fruto de que estamos caminando  como Jesús es la manifestación de su carácter, de su vida, de su misma persona en nosotros mismos.

Como cristianos creemos que Cristo es nuestro único ejemplo de vida. Jesús mismo refiere su ministerio como la forma que debe motivar nuestro actuar: “Porque ejemplo os he dado; para que como yo, vosotros también hagáis” (Juan 13:15). Frente a este versículo nos podemos preguntar a qué ejemplo se está refiriendo. ¿Debemos vivir viajando constantemente haciendo obras de bien, sanando enfermos y predicando el reino de los cielos? Juan es claro al declarar que “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo” (1 Juan 2:6).

¿Cómo anduvo Jesús?

Cristo tenía una motivación clara durante su ministerio en la tierra: “Mi comida es que haga la voluntad del que me envió y que acabe su obra” (Juan 4:34). Lo fundamental en Jesús era la devoción a la voluntad de Dios. En Juan 17: 4 dice: “he acabado la obra que me diste que hiciese” En nuestra vida ¿tenemos un objetivo similar? ¿Es nuestra motivación agradar a Dios y hacer su voluntad?

Junto con su objetivo, Jesús fortaleció su vida con la comunión diaria que tenía con su Padre, la dependencia, la fe, la oración y la presencia del Espíritu Santo en su vida. La Biblia dice en el evangelio de Juan “No puede el Hijo hacer nada, sino lo que ve hacer al Padre” “Como me envió el Padre y yo vivo por Él, así el que me come también vivirá por mi” Sin duda este es uno de los ejemplo más importantes que podemos ver en la vida de Jesús: si queremos esa fuerza y poder necesitamos tener una estrecha relación con nuestro Padre y pedir que el Espíritu Santo sea nuestra fuerza.

Quizá el ejemplo más desafiante que tenemos de Cristo, es “Que os améis unos a otros; como yo os he amado.” (Juan 13:34). Amar como Jesús amó es un verdadero desafío. En Juan 13 menciona que este amor es un amor hasta el extremo, “los amó hasta el fin”. Seguramente como humanos no podemos entender este tipo de amor, pero estudiando constantemente la vida de Cristo mediante la biblia, sin duda podremos asemejar nuestro andar con el de Cristo.

Ser cristianos de “nombre” no tiene ningún sentido para Jesús. “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo”. Ojalá podamos aceptar este gran desafío si realmente deseamos permanecer en él.

Categorías: Artículos, Destacado

3 Respuestas so far.

  1. Anto :3 dice:

    Sin duda es un tremendo desafío, pero sin ninguna duda también, sabemos que traerá grandiosas cosas para nuestra vida el seguir la meta de asemejarnos al carácter de Jesús :)

  2. sebalatorre dice:

    En eso consiste una adoración real a Dios, postrarse a sus pies y hacer su voluntad y no la nuestra. Muchas veces rechazamos la voluntad de Dios poniendo nuestros gustos y deseos personales primero. No podemos adorar a dos señores a la vez. :)

  3. Cyn dice:

    “Tendrán que contender contra fuerzas sobrenaturales, pero se les asegura una ayuda sobrenatural. Todos los seres celestiales están en ese ejército. Y hay más que ángeles en las filas. El Espíritu Santo, el Representante del Capitán de la hueste del Señor, baja para dirigir la batalla. Nuestras flaquezas pueden ser muchas, y graves nuestros pecados y errores; pero la gracia de Dios es para todos los que la pidan con contrición. El poder de la Ominopotencia está listo para obrar en favor de quienes confían en Dios” (DTG, pág 318, 319)
    Qué promesa más maravillosa!


Artículos

¿Cuánto vales?

Muchas veces cuando enfrentamos problemas personales nos olvidamos de cuán ...

Yo conozco tus obras

Laodicea  es una ciudad del antiguo Imperio Seléucida, establecida entre ...

Venciendo la muerte

“El paseo había sido maravilloso. Las ganas de toda una ...

La apertura de una O

Últimas declaraciones realizadas por El Papa, revolucionan el mundo eclesiástico. ...

Pequeñas cosas con

¿Te has puesto a pensar en lo inmenso que es ...

Rimons twitter widget by Rimon Habib