¿Por qué adoras?

Autor: estebanpacheco 1 Comentario

¿Que te motiva a alabar a alguien?, ¿que razón te impulsa a prestar obediencia a una persona?, ¿porque te identificas con los pensamientos, principios o imagen de un individuo?. Supongo que nunca has tenido un jefe “malas pulgas”, que intenta que le obedezcas por el método del temor, o bajo amenazas. Tampoco creo que conozcas, en tu colegio o en la universidad, alguna persona que respetes u obedezcas solo porque el es profesor o una autoridad de la universidad. Pero si no tuviera un cargo no le tendrías ningún respeto u obediencia, porque su trato o su forma de relacionarse no son gentiles. El mundo está lleno de quienes exigen respeto, obediencia, sumisión y no lo merecen.

La biblia describe a Dios como la única persona que merece adoración, la definición de merecer según la “Real academia de la lengua española” es: Hacerse digna de premio o de castigo. Algunos conceptos bíblicos que describen la adoración son los siguientes:
Shajah, este es el vocablo más importante y que más a menudo se traduce en el hebreo como adoración (170 veces), como adorar, inclinar, postrarse. La actitud implícita sería indignidad y humildad. (1 Samuel 15:25)
El griego Latreuō se usa 21 veces y se traduce como ministrar o rendir culto. (Mateo 4:10)
El hebreo Yārē aparece 200 veces y la traducción al español encierra el significado de temer o reverenciar, considerando el significado correcto como fidelidad y obediencia a Dios. (Deuteronomio 6:13)
kahod, con su equivalente en griego doxa, se traduce como gloria, honor, y riqueza, es decir, valía estima o dignidad.(Éxodo 16:10)
El hebreo halal literalmente significa hacer ruido, es decir una expresión audible mediante el uso de palabras. (Salmos 146:2)
El hebreo qahal es traducido como congregación, reunión, asamblea, y describe al pueblo de Israel reunido por el llamado divino (salmo 22:22)
Los conceptos descritos parecen indicarnos que la adoración debe ser por homenaje, adoración por servicio y adoración por reverencia. Incluyendo el homenaje: la humildad y la veneración; el servicio: la lealtad y el ministerio; y la reverencia: el respeto, la sumisión y la obediencia.
Estas actitudes se traducen en un estilo de vida creyente y comprometida, y se expresa en la actitud de adoración a Dios.

Entonces, la iglesia es un grupo de personas que reconocen en Dios a alguien digno de respeto, reverencia, servicio, sumisión y obediencia.
¿Adoras? ¿Es Dios para ti alguien digno de reverencia? Dios, ¿no merece adoración de tu parte por que hizo algo por ti? Él, primero es digno de adoración por su dignidad, por lo que Él es, tu descubres y reconoces esa dignidad, y entregas tu vida en servicio y obediencia. Es peligroso afirmar nuestra adoración en los cosas que Dios hace, porque si ya no ves las acciones de Dios, tu adoración termina, es lo que le paso a Israel cuando entraron a Canaan, se establecieron y Dios ya no hacia grandes milagros porque no necesitaban que abriera grandes ríos, que derrotara a pueblos, que botara murallas; finalmente se apartaron de Dios, esa fue la época de los jueces. Sin duda los Actos de Dios son razón para adorarlo, pero no es el fundamento del porque debes hacerlo.

¿Por que adoras? ahora nos sirve pensar en aquellos que nombramos al comienzo, en los jefes o autoridades que no merecen respeto sino solo por su cargo, ellos no se ganan nuestro respeto, ellos imponen su autoridad y exigen respeto, ¿que te hace obedecer a Dios? ¿que te impulsa ir a la iglesia?, ¿que te guía a amarlo?, aquí alguna razones para adorar…

Salmos 136
Alabad a Jehová, porque él es bueno,
Porque para siempre es su misericordia.
Alabad al Dios de los dioses,
Porque para siempre es su misericordia.
Alabad al Señor de los señores,
Porque para siempre es su misericordia.
Al único que hace grandes maravillas,
Porque para siempre es su misericordia.
Al que hizo los cielos con entendimiento,
Porque para siempre es su misericordia.
Al que extendió la tierra sobre las aguas,
Porque para siempre es su misericordia.
Al que hizo las grandes lumbreras,
Porque para siempre es su misericordia.
El sol para que señorease en el día,
Porque para siempre es su misericordia.
La luna y las estrellas para que señoreasen en la noche,
Porque para siempre es su misericordia.
Al que hirió a Egipto en sus primogénitos,
Porque para siempre es su misericordia.
Al que sacó a Israel de en medio de ellos,
Porque para siempre es su misericordia.
Con mano fuerte, y brazo extendido,
Porque para siempre es su misericordia.
Al que dividió el Mar Rojo en partes,
Porque para siempre es su misericordia;
E hizo pasar a Israel por en medio de él,
Porque para siempre es su misericordia;
Y arrojó a Faraón y a su ejército en el Mar Rojo,
Porque para siempre es su misericordia.
Al que pastoreó a su pueblo por el desierto,
Porque para siempre es su misericordia.
Al que hirió a grandes reyes,
Porque para siempre es su misericordia;
Y mató a reyes poderosos,
Porque para siempre es su misericordia;
A Sehón rey amorreo,
Porque para siempre es su misericordia;
Y a Og rey de Basán,
Porque para siempre es su misericordia;
Y dio la tierra de ellos en heredad,
Porque para siempre es su misericordia;
En heredad a Israel su siervo,
Porque para siempre es su misericordia.
Él es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros,
Porque para siempre es su misericordia;
Y nos rescató de nuestros enemigos,
Porque para siempre es su misericordia.
El que da alimento a todo ser viviente,
Porque para siempre es su misericordia.
Alabad al Dios de los cielos,
Porque para siempre es su misericordia.

Finalmente el acto más grande de Dios, que indica su dignidad, su carácter, su misericordia, su gracia, es la salvación por medio de Cristo, Juan 3:16.

Entonces ¿merece Dios que le adores, que lo reconozcas como Dios supremo y que le entregues tu servicio y obediencia?

Referencias
1. Concilio General de las Asambleas de Dios, “La adoración en la Biblia”
2. Real Academia De La Lengua Española.
3. Diccionario bíblico: Mundo hispano, J. D. Douglas,Merrill C. Tenney
4. Manual de Culto y adoración, Daniel Plenc, Universidad Adventista Del Plata. Argentina.

Categorías: Artículos, Destacado

Una Respuesta so far.

  1. Cristián Balbontín O'Ryan dice:

    Debemos cada instante de nuestras vidas humillarnos (Kâná) y aprender a hacer de la Oración nuestro principal medio de comunicación con el Señor. No debe ser un deber adorar al Señor, sino, que debe ser una necesidad cada día para nosotros. Muy buen tema y hermoso el Salmo, bendiciones


Artículos

Un zapato a la medid

Cuando se busca un zapato, normalmente se mira la apariencia. ...

¿Que tanto hace Dio

Hay una historia la cual me motivo a reflexionar sobre ...

Cómo conocer la vol

Nuestra vida consiste en una serie de decisiones. Aunque algunas ...

Todo es renovado

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura ...

Unión en oración

Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; ...

Rimons twitter widget by Rimon Habib